Esterilidad

Esterilidad

Qué es

La esterilidad o infertilidad está asociado con la incapacidad para llevar a cabo un embazo, la imposibilidad de procreación. Su origen puede estar dos causas fundamentales: los órganos sexuales no funcionan correctamente o bien porque los gametos (células reproductivas) son defectuosos.

No existen síntomas capaces de detectar la esterilidad como para alertar al paciente sobre esta patología. No obstante, se considera que se trata de un problema de esterilidad cuando tras un año manteniendo relaciones sexuales sin utilizar métodos anticonceptivos no se ha podido tener un hijo vivo. La esterilidad puede darse tanto en hombres como en mujeres.

Por qué / Causas de la esterilidad

En el caso de los hombres la esterilidad se produce por diferentes causas:

  • Causa pretesticular

Esta causa se produce porque existen alteraciones en las hormonas que estimulan los testículos, en concreto son las hormonas LH y FSH.

  • Causa testicular

En este caso el origen de la esterilidad está en las afecciones del testículo. Estas afecciones pueden ser genéticas, congenéticas o adquiridas con infecciones.

Asimismo, la ausencia, escasez o insuficiencia de calidad del esperma pueden dar lugar a una causa testicular, debido a una herencia genética o como consecuencia de alguna enfermedad padecida como puedan ser las paperas, radicaciones o efectos secundarios de algunos medicamentos.

En cuanto a la calidad y cantidad del esperma, el estilo de vida juega un papel muy relevante. Sustancias tóxicas como las drogas o el alcohol pueden mermar a la larga la calidad el esperma. Otros de los productos que afectan a la salubridad del esperma pueden ser las toxinas ambientales o los pesticidas.

  • Causas postesticular

En este caso la esterilidad afecta a los espermatozoides una vez estos se encuentran fuera del testículo. Algunas de estas causas son las infecciones seminales, la presencia de anticuerpos antiespermáticos, las obstrucciones de la vía espermática, o las alteraciones eyaculatorias o coitales.

Si la causa de la esterilidad viene determinada por un factor postesticular puede deberse a un origen congénito, por ejemplo una malformación en los conductos, o bien ser la consecuencia de un traumatismo.

Otra de las causas que llevan a una esterilidad masculina es la incapacidad de eyacular. Esto puede deberse a enfermedades como la diabetes, o bien el haber estar sometidos a tratamientos contra la presión arterial, la disfunción eréctil o intervenciones quirúrgicas de próstata o uretra.

Esterilidad vs disfunción eréctil

La esterilidad y la disfunción eréctil son dos términos que aluden a enfermedades muy diferentes y que algunas veces pueden confundirse. Mientras que la esterilidad masculina tiene origen en la incapacidad de concebir un bebé de forma natural, la disfunción eréctil o impotencia lo que impide es mantener una erección durante un tiempo suficientemente prolongado para tener una relación sexual satisfactoria.

Las causas de ambas patologías también son muy dispares. La esterilidad se produce por la incisión de factores como la falta de hormonas, o bien el consumo de determinados medicamentos, baja calidad o cantidad de espermatozoides. Por su parte, la disfunción eréctil puede tener diferentes causas de muy diversa índole. Aquí entran los factores psicológicos, es decir, que el origen de la disfunción se deba a un cuadro psiquiátrico o bien a una ansiedad extrema o estrés reiterativo. A su vez, también puede tener causas físicas, debido a un problema neurológico, cardiovascular, hormonal o farmocológicos.

En ambos casos es preciso acudir a un médico especializado (urólogo) que realice un análisis de la enfermedad para localizar sus causas y dar un tratamiento.

Tratamiento disfunción eréctil en Valencia vs Tratamiento esterilidad

Del mismo modo que la disfunción eréctil es una enfermedad distinta a la esterilidad, también el tratamiento que se haga de cada una de las patologías es distinto. Precisamente por ese motivo es imprescindible ponerse en manos de especialistas para detectar cuanto antes el problema y poder asignarle un tratamiento.

A diferencia de las esterilidad, cuando lo que acontece es una incapacidad para mantener una erección, el tratamiento de la disfunción eréctil en Valencia más recomendado y una vez haya sido aprobado por el especialista en cuestión son las ondas de choque, que se realiza mediante la aplicación de ondas de choque extracorpóreas de baja intensidad sobre el tejido del pene para mejorar el flujo sanguíneo de este.