Ondas de choque para la disfunción eréctil

Ondas de choque para la disfunción eréctil

El tratamiento ondas de choque para la disfunción eréctil en Valencia, se realiza a través del método UROMED, un enfoque innovador para el tratamiento de la disfunción eréctil vasculogénica. Este método utiliza la máquina ED1000, la más analizada y con mejores estudios que demuestran su eficacia.

El ED100 es un dispositivo que emplea la tecnología acústica avanzada mediante el envío de ondas de choque extracorpóreas de baja intensidad al tejido del pene para mejorar el flujo sanguíneo de este.  

De ese modo, los pacientes que presentan disfunción eréctil vasculogénica o diabética, sin causas hormonales, neurológicas ni psicológicas, puedes someterse al tratamiento de las ondas de choque del ED1000 y alcanzar así una función eréctil mejorada.

El ED1000

El tratamiento con ED1000 presenta no solo excelentes resultados clínicos con un efecto de larga duración para aquellos pacientes que no responden a un tratamiento farmacológico, sino que es indoloro, no invasivo y no requiere anestesia ni sedación.

Se trata del único tratamiento de la disfunción eréctil en Valencia por ondas de choque que no requiere administración de fármacos. Es más, no presenta efectos secundarios ni acumulación sistémica en otros órganos o tejidos sanos.

La eficacia del tratamiento por ondas está demostrado clínicamente a largo plazo, tras un periodo se seguimiento de año.

La técnica de ondas de choque para la disfunción eréctil (EDSWT) está aceptada por la Asociación Europea de Urología (EAU) como el método idóneo para el tratamiento de esta patología en las directivas de la EAU de 2013 sobre la disfunción sexual masculina. Afirmación contrarrestada con ensayos clínicos que emplearon el ED1000.

Tratamiento ondas de choque para la disfunción eréctil en Valencia

El procedimiento de ondas de choque se administra en varias sesiones, con un número estipulado de ondas en cada sesión y una secuencia de aplicación directamente relacionada con este proceso.

Un técnico especializado y formado para la aplicación de las ondas de choque en el pene y periné será el encargado de realizar el proceso según nuestro método exclusivo.

El tratamiento es todo momento individualizado y personalizado a las características y necesidades de cada paciente para extraer el máximo el efecto de las ondas de choque en la disfunción eréctil.

Cómo se lleva a cabo el tratamiento para disfunción eréctil en Valencia

La técnica de ondas de choque para la disfunción eréctil se realiza en el Hospital el Consuelo de Valencia.  La sesión se desarrolla con la aplicación de las ondas de choque directamente sobre el pene sin necesidad de anestesia. Se realizan dos sesiones por semana de baja intensidad que duran aproximadamente 30 minutos.

En cada una de las sesiones se aplican 5000 ondas por pene y periné, siempre dependiendo de cada caso y en función de las características del paciente.

Si bien, el urólogo puede recomendar un tratamiento oral adicional, que el paciente tomará de modo temporal con el objetivo de mejorar el efecto regenerador de las ondas por todo el tejido eréctil.

El tratamiento no presente dolor alguno, pues se trata de ondas de choque de baja energía aplicadas sobre el pene y sin necesidad de anestesia. El paciente únicamente sentirá una leve vibración en el pene.

Si hablamos de efectos secundarios, el método de ondas de choque para la disfunción eréctil no presenta ningún tipo de reacción sobre el pene ni ningún efecto adverso. En todo caso podría resultar, fruto de la aplicación de las ondas, un enrojecimiento de la piel, debido al aumento de la vascularización, objeto de la técnica, pero que desaparecerá en cuestión de horas.

Indicaciones para someterse al tratamiento

Para someterse al tratamiento de la disfunción eréctil en Valencia, el paciente puede optar por acudir remitido por un urólogo, o en caso de que necesite una valoración previa, en la consulta se le llevará a cabo, restando el importe de la misma al tratamiento de ondas de choque.

Cualquier paciente puede someterse a la técnica sin ser valorado previamente por un urólogo en caso de desear aplicarlas para la preservación o mejora de la potencia sexual. No obstante, la entrevista con el urólogo es sencilla y recomendable.

Analizamos la información proporcionada por su urólogo para recomendarle el número de sesiones ideal a su situación, que siempre han de ser un mínimo de 6 sesiones.

El pago del servicio se realizará antes de llevar a cabo la técnica. En caso de que el paciente cancelara la cita antes de comenzar por cualquier motivo, se le reingresaría la cantidad pagada. Ahora bien, en caso de detener el tratamiento una vez comenzado se le haría una retención de 400 euros, reintegrándole el resto.

En caso de no realizarse por problemas técnicos o por situación de confinamiento, se comenzará de nuevo el ciclo desde el inicio una vez solventada la situación.