Problemas de erección

Problemas de erección

Los problemas de erección tienen que ver con la imposibilidad del hombre de tener una erección fuerte y duradera para mantener una relación sexual satisfactoria; o incluso que habiendo conseguido la erección sea incapaz de mantenerla durante todo el tiempo que dure la relación sexual. Y es que una mala erección deriva en insatisfacción sexual por no haber podido llevar a cabo el acto.

Por qué / Causas de los problemas de erección

Existen numerosas causas que pueden provocar problemas de erección de vez en cuando. Es preciso conocer los órganos, sistemas nerviosos, sistemas hormonales, los vasos sanguíneos y los mecanismos que intervienen en el proceso de lograr una erección para comenzar a localizar el origen del problema.

Y es que todas las partes del cuerpo deben remar en el mismo sentido, trabajando de forma conjunta para poder lograr una erección fuerte y firme. Aunque pueda haberse considerado un acto reflejo o incluso automático, con el paso de los años o incluso cuando existen problemas en alguno de los organismos que actúan para conseguir una erección se puede convertir en un grave problema. Algunos de las causas son las siguientes:

Causas físicas

El consumo de alcohol, nicotina y otras sustancias tóxicas pueden influir gravemente en la consecución de una erección. Asimismo otros problemas físicos u otros problemas de salud, como pueda ser un lesión en la médula espinal o incluso un nivel demasiado bajo de testosterona hacen descender fuertemente el impulso sexual del hombre y con ello la erección.

Enfermedades

En un nivel superior a los fallos hormonales o los condicionantes físicos están las enfermedades, sobre todo cardiacas, como pueden ser las afecciones del corazón, presión arterial alta y obstrucción de las arterias; o bien diabetes, trastornos en el sistema nervioso y alteraciones en la tiroides que pueden causar problemas de erección.

Medicamentos

La ingesta de determinados medicamente, aunque curen ciertas dolencias, pueden provocar como efectos secundarios, dificultades en el funcionamiento correcto de los mecanismos encargados de tener una erección. Algunos de ellos son los antidepresivos, pastillas para dormir, o medicamentos para la presión arterial. En este último caso los beta bloqueantes  son los que más afectan a la erección.

Factores emocionales

Existen enfermedades psicológicas que afectan considerablemente a la erección, como depresión y la ansiedad, en muchos casos provocadas o enfatizadas por el mero hecho de no lograr la erección. Esto viene provocado por el sentimiento de incertidumbre o incluso el fracaso, así como las expectativas sexuales poco realistas o la mala comunicación en el matrimonio. La ira, los problemas económicos y familiares también son factores emocionales que pueden afligir a la erección.

Problemas de erección vs disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un problema de erección que se diferencia de otros trastornos sexuales en el hecho que de la disfunción eréctil perdura en el tiempo, no es ocasional, sino que se produce con frecuencia y en repetidas ocasiones.

Catalogada como disfunción eréctil es un problema de erección en el cual el pene no tiene la suficiente fuerza para permanecer fuerte durante el tiempo en el que tiene lugar el acto sexual.

Por este motivo es preciso que si los problemas de erección tienen lugar en repetidas ocasiones consultes a un médico especialista para que pueda comenzar a investigar sobre la causa de tu falta de erección, ponerle nombre, pues no tiene por qué ser disfunción eréctil, aunque si pueda ser probable. Pero sobre todo comenzar a aportar soluciones a fin de que puedas volver a recuperar tu vida sexual cuanto antes.

Si bien antes de determinar si se trata de disfunción eréctil, los síntomas serán clave para saber si hablamos de un trastorno del sistema nervioso, impotencia, o como se ha comentado niveles bajos de testosterona. Muchos problemas de salud como diabetes u otras causas físicas pueden producir problemas de erección y no poder llevar a cabo relaciones sexuales satisfactorias. Otros problemas sexuales también han sido regla de estudio a lo largo de los años en cuanto a los casos de disfunción eréctil. En ocasiones, simplemente tomando algún medicamento se han podido solucionar, pero sin duda lo más recomendable es visitar a un médico y cuanto antes comenzar a tratar la disfunción eréctil en caso de que se confirmase.

Tratamiento problemas de erección vs Tratamiento disfunción eréctil en Valencia

Si tras visitar al urólogo se confirma que usted padece disfunción eréctil, debe saber que hay tratamiento, y para nada será una enfermedad de por vida ni una patología a la que resignarse. Existe un efectivo tratamiento para la disfunción eréctil en Valencia que se lleva a cabo a través de ondas de choque. Mediante la aplicación sobre el tejido del pene de ondas extracorpóreas se estimula a lo largo de varias sesiones el flujo sanguíneo del pene con el objetivo de que este recupere la capacidad de tener una erección. El tratamiento para la disfunción eréctil en Valencia se realiza en un hospital y siempre bajo la supervisión del urólogo.